©  2015 por FertilART

     Derechos reservados

      Todos los videos que aparecen en las páginas son enlaces web,

      con el único fin de informar, y son propiedad de sus respectivos creadores.

   

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • YouTube Social  Icon

Ca. Scipion Llona 180, of 105, Miraflores

(01) 4922341  /  (51) 971441276

Histeroscopía

 

La histeroscopía es un procedimiento mediante el cual se visualiza el interior del útero.

Esta tecnica puede ayudar al medico a diagnosticar o tratar problemas uterinos.

El histeroscopio es un instrumento delgado e iluminado semejante a un telescopio, que se introduce en el útero a través de la vagina y el cuello uterino. El histeroscopio transmite la imagen del interior del útero a una pantalla.

La histeroscopia puede usarse para diagnosticar o tratar problemas. Es posible usar otros instrumentos junto con el histeroscopio para realizar tratamientos inmediatos.

Indicaciones

 

Uno de los usos más comunes de la histeroscopia es determinar la causa del sangrado uterino anormal. Cuando una mujer padece sangrado anormal, sus periodos son más intensos o más prolongados de lo habitual u ocurren con menor o mayor frecuencia de lo normal. También es anormal sangrar entre periodos menstruales.

En algunos casos, ocurre sangrado anormal debido a tumores benignos (no cancerosos) en el útero, como miomas o pólipos. La histeroscopia permite detectarlos y extraerlos mediante el empleo de un instrumento especial que se introduce por el histeroscopio.

  • Extraer las adherencias intrauterinas que pueden ocurrir a raíz de infecciones o cirugías previas

  • Diagnosticar posibles causas de aborto recurrente (cuando la mujer ha tenido mas de dos abortos naturales consecutivos)

  • Localizar un dispositivo intrauterino (IUD)

 

No deberá someterse a una histeroscopia si está embarazada, tiene una infección cervical, vaginal o de las vías urinarias o si padece de cáncer del útero.

Procedimiento

 

La histeroscopia se puede hacer en el consultorio o en quirófano. Este procedimiento se programará cuando no esté teniendo su periodo menstrual. Para facilitar el procedimiento, se dilatará (abrirá) el cuello uterino antes de la histeroscopia. Es posible que se introduzcan medicamentos en el cuello uterino (misoprostol) o se empleen dilatadores especiales.

Antes de que comience el procedimiento, posiblemente recibirá un medicamento para ayudarla a relajarse, o bien, puede usarse un anestésico general o local para bloquear el dolor.

En primer lugar, se introduce un espéculo en la vagina. A continuación, se introduce el histeroscopio el cual se desplaza suavemente por el cuello uterino hasta llegar al útero. Para expandir el útero, se inyecta un líquido, como solución salina o glicina, a través del histeroscopio. La cantidad de líquido que se emplea se controla cuidadosamente durante el procedimiento. De esta forma se puede ver el revestimiento del útero y las aberturas de las trompas de Falopio en una pantalla. Si se practica una biopsia u otro procedimiento, se usará pequeños instrumentos a través del histeroscopio, como pequeñas tijeras, una asa térmica o una varilla con punta redonda.

 

Recuperación

Debe poder regresar a la casa poco tiempo después del procedimiento. Si le administraron anestesia general, necesitará esperar hasta que deje de surtir efecto.

Es normal tener cólicos leves o una pequeña cantidad de secreción con sangre durante unos días después del procedimiento. Le darán un medicamento para aliviar el dolor. Si presenta fiebre, escalofríos o sangrado intenso, llame de inmediato al consultorio de su proveedor de atención médica.

Hable con su proveedor de atención médica sobre cuándo puede reanudar sus actividades habituales en el trabajo o el hogar. La mayoría de las mujeres pueden hacerlo al siguiente día. Es posible que reciba indicaciones sobre cuándo puede reanudar su actividad sexual o usar tampones.

Riesgos

 

La histeroscopia es un procedimiento muy seguro. Sin embargo, puede conllevar un riesgo mínimo de problemas. El histeroscopio puede perforar el útero o cuello uterino, puede sangrar o se podría acumular un exceso de líquido en su organismo. En casos muy raros, la histeroscopia puede causar problemas potencialmente mortales. Si surge algún problema durante el procedimiento, recibirá tratamiento.

Asegúrese de hablar con su proveedor de atención médica si tiene preguntas sobre los riesgos asociados con una histeroscopia. Dicho proveedor puede explicarle cómo se usa la histeroscopia para diagnosticar o tratar su afección y los riesgos que conlleva dicho procedimiento.