©  2015 por FertilART

     Derechos reservados

      Todos los videos que aparecen en las páginas son enlaces web,

      con el único fin de informar, y son propiedad de sus respectivos creadores.

   

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • YouTube Social  Icon

Ca. Scipion Llona 180, of 105, Miraflores

(01) 4922341  /  (51) 971441276

FIV / ICSI

 

En esta tecnología por lo general se usa la fertilización in vitro (FIV) o la inyección intracitoplasmática de espermatozoide (ICSI)

Durante la FIV, se combinan espermatozoides con un óvulo hasta obtener uno o más embriones que puedan ser transferidos al útero.

Algunas de las indicaciones más frecuentes para realizarse este procedimiento son:

• Trompas de Falopio que están alteradas o bloqueadas y que no se pueden tratar con cirugía

• Algunos factores de infertilidad masculina severa

• Endometriosis severa

• Insuficiencia ovárica prematura

• Infertilidad de origen desconocido

• Más de 3 o 4 inseminaciones intrauterinas fallidas

 

Este procedimiento sirve para aumentar la probabilidad de lograr un embarazo, con tasas que oscilan alrededor del 40% (con óvulos propios) y que dependen de los factores de infertilidad implicados.

Procedimiento

 

La fertilización in vitro se lleva a cabo con el inicio de la menstruación

 

Los espermatozoides pueden provenir de su pareja o de un donante. En algunos casos, los espermatozoides se obtienen por cirugía mediante aspiración o una biopsia testicular. Además los espermatozoides se pueden obtener y luego congelar para usarlos posteriormente en la fertilización in vitro de ser requerido.

 

La ovulación por lo general se induce con gonadotrofinas para producir muchos óvulos. Los óvulos también pueden provenir de una donante. Se pueden usar además óvulos previamente congelados.

Los óvulos se extraen de los ovarios cuando ya están maduros. Se introduce una aguja hueca en la parte posterior de la vagina, mediante guía ecográfica, hasta llegar al ovario. Luego se aspiran los óvulos por medio de dicha aguja.

Generalmente el procedimiento es bajo anestesia general en el quirófano

 

Los espermatozoides saludables se agregan después a los óvulos en el laboratorio (FIV), o en su defecto, se inyecta un solo espermatozoide en cada óvulo (ICSI). Los óvulos se examinan al día siguiente para determinar si se han fertilizado.

Si se ha determinado que la pareja podría presentar algún trastorno genético específico o existe el riesgo por la edad de concebir un bebe con alguna cromosomopatía (Sindrome de Down, entre otros), los embriones se pueden examinar para detectar estos trastornos mediante el diagnóstico genético preimplantatorio (NGS). Si se detectara un problema en un embrión, este no se transferirá al útero.

El ICSI se recomienda si hay un problema con los espermatozoides de su pareja. En la inyección intracitoplasmática de espermatozoides se necesita un solo espermatozoide para cada óvulo. Este procedimiento da resultado en aproximadamente un 80% de las veces, pero pueden ocurrir problemas. Los óvulos se podrían afectar adversamentebdurante el procedimiento. A veces, el óvulo fertilizado no se desarrolla como debe, aunque esto puede ocurrir también con los óvulos fertilizados sin el uso de la inyección intracitoplasmática de espermatozoides.

Al cabo de unos días, se introducen uno o más embriones en el útero a través de la vagina. Este paso se denomina transferencia de embriones. Los embriones también pueden provenir de donantes. Los embriones saludables que no se transfieren se pueden congelar y guardar para uso futuro.

Riesgos

 

Existe mayor riesgo de que ocurra un embarazo múltiple con la fertilización in vitro. Sin embargo, se pueden tomar medidas preventivas para evitar que esto pase.

Otro riesgo es el síndrome de hiperestimulación ovárica.